07. Tu poema de mañana

 

Recuerde el alma dormida
avive el seso y despierte
cuando ya sea demasiado tarde
y se haya acabado tu suerte,
que tan necio es el ser humano
como rápido se hace a lo bueno
para deshacerse de lo que tiene
y no tardar en echarlo de menos.

Será el gemir de la soledad
o el rebuznar de algún idiota
el que te recuerde una a una
en tus oídos mis estrofas,
serán los reproches de otros
los que te hagan oír mi callado dolor
y el sexo frío quien te congele
sin el abrigo del amor.

Será todo lo que a golpes de verdad
tan pronto y demasiado tarde
algún día te haga despertar,
y sin éxito buscarás
en las ruinas de mi alma
lo que un día te di yo,
y llorando comprenderás
sin que tus lágrimas se sequen en mis manos
que cualquier tiempo pasado,
A mi lado,
Fue mucho mejor.

 

Buscando el camino en otoño / Hans Zúñiga

Buscando el camino en otoño / Hans Zúñiga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: