08. Como aquel globo

La magia de los recuerdos reside
en la eternidad de las cosas fugaces
como aquel globo, como aquella noche…

************

Como los sueños que desertaron de ser tan sólo sueños
y los ocasos de colores que tiñen los días grises
como el aliento retenido que precede al primer beso
y la lenta mirada que le sigue.

Como los rayos de sol en las primaveras felices
y la tranquilidad de las mañanas de domingo
y cuando ese millón de palabras que el alma describe
se dice en un solo suspiro.

Como cuando la razón abre paso a los sentidos
y estos tan libres como el viento se desbocan
cuando bailan un tango el silencio y los gemidos
entre luz de velas y olor a rosas.

Como el sabor tan dulce que te queda en la boca
tras las noches trasnochadas de luna llena
como aquella caricia que jugó a ser estrofa
en la espalda de un poema.

Como los latidos que se sincronizan
con los acordes de una canción,
como las dudas que germinan
con la lluvia de la vida
una historia de amor.

************

…porque la vida no son los años que pasaron,
sino los segundos en los que el tiempo se paró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: